A orillas del mar Egeo

Un minúsculo punto de luz es todo lo que necesitamos para capturar la tranquilidad que nos da estar al tan cerca del mar. Para lograr esta imagen lo más importante es tener un punto de apoyo firme, si es gracias a un trípode, mejor, si no, podemos crearnos ese apoyo con una bolsa de grano, por ejemplo arroz, en cualquier caso, necesitaremos un tiempo de exposición prolongado para evitar que la imagen salga movida.

Venden unas bolsitas rellenas de hueso de cereza que son utilizadas para reducir molestias, especialmente en las cervicales, pero nosotros podemos reutilizarlas para asegurarnos un soporte firme para nuestra cámara.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *